Mar 2010
Renuévate: 10 consejos saludables
Por Abanico Team |
Leído 655 veces | Publicado en Vivir Mejor Ultima modificacion el Viernes, 27 de Enero de 2012 23:59
 
tamaño fuente reducir tamaño fuente aumentar tamaño fuente
Vota este articulo
(0 votos)

Con seguridad durante el invierno te permitiste ciertos excesos, con la intención de iniciar una vida más saludable en 2010, pero llegó la primavera y tu organismo continúa combatiendo un gran cúmulo de toxinas. Escrito por Andreína Cárdenas Nutricionista Holística Registrada.

Las toxinas entran al cuerpo a través de los alimentos, el agua que consumimos, los cosméticos, lociones corporales, productos de limpieza y ambientadores que usamos. Pero también se generan internamente, como resultado de los procesos metabólicos naturales del cuerpo. El problema radica en que en cuanto más alta sea la cantidad de toxinas, es mayor el trabajo que el organismo tiene que hacer para neutralizarlas y potencialmente eliminarlas del sistema. Esto, aunado a que nuestro cuerpo no se encuentra en óptimas condiciones debido al abuso físico y emocional al que es diariamente sometido, nos deja con un proceso de desintoxicación poco eficiente. Para entender un poco más el cómo optimizar naturalmente el proceso de desintoxicación, es importante mencionar los mecanismos fisiológicos relacionados con la alimentación:

A] Ingestión: relacionada directamente con la ingesta de alimentos.
B] Digestión: proceso de desdoblamiento de los alimentos en partículas aprovechables por el organismo.
C] Absorción: paso de los nutrientes al torrente sanguíneo y células.
D] Asimilación: utilización de los nutrientes por las células para crear, reparar y mantener procesos, órganos y tejidos en el cuerpo humano.
E] Desintoxicación y eliminación: excreción de los desechos digestivos y metabólicos.

Como regla general, la menor energía invertida en los primeros procesos nos llevará a tener una mayor fuente de energía para el proceso de desintoxicación. Es por ello que los regímenes de desintoxicación se fundamentan en la simplificación de la alimentación para así fortalecer la digestión y, como consecuencia, la eliminación de sustancias tóxicas del organismo.

¿Por dónde empezar?

ABANICO te presenta simples consejos que te ayudarán a eliminar las toxinas de tu sistema:

Selecciona alimentos orgánicos y/o locales en temporada, frescos y libres de químicos y pesticidas dañinos.

  1. Incluye alimentos de fácil digestión como:
    • Frutas y vegetales: cuentan con el mayor poder de desintoxicación de la pirámide alimenticia. Consume los vegetales crudos, al vapor, en jugos, ensaladas y sopas. Brócoli, espinaca, acelgas, guisantes, remolacha, zanahorias, espárragos, pimentones. Las frutas son excelentes para comenzar el día; perfectas para jugos y meriendas. Piña, fresas, zarzamoras, moras, mora azul, arándanos, manzanas, peras, naranjas, uvas.
    • Granos, cereales y harinas: prefiere el arroz integral, la quínoa, la avena y la cebada. Evita el trigo, cereales procesados, panes, galletas y pasteles.
    • Legumbres: garbanzos, fríjoles negros, lentejas, arvejas, soya. Usa en sopas y salsas. La mayoría de los problemas digestivos relacionados con los granos se deben a la falta de cocción, alto consumo y debilidad del tracto digestivo. Si los granos siempre te han causado problemas, abstente de consumirlos durante el período de desintoxicación.
    • Nueces y semillas: evita el maní (cacahuate) y los pistachos. Utiliza las semillas crudas sin sal y sin rostizar. Usa en ensaladas.
  2. Evita o limita los siguientes alimentos:
    • Proteínas animales (carnes rojas,blancas, huevos).
    • Leche y lácteos en general.
    • Café y bebidas con cafeína.
    • Grasas hidrogenadas, por ejemplo, la mantequilla (consume aceite de oliva extra virgen, aceite de linaza, nuez y coco extraídos en frío).
    • Sal y condimentos fuertes.
    • Azúcar y edulcorantes (usa sustitutos: agave, miel, azúcar de caña).
    • Bebidas alcohólicas o bebidas procesadas.
  3. Aumenta el consumo de agua. Bebe al menos ocho vasos diarios, puedes aumentar la cantidad progresivamente.
  4. Practica los principios de una buena digestión: mastica hasta que los alimentos estén bien procesados; no consumas líquidos durante la comida; no comas cuando te sientas estresado; consume porciones más pequeñas y distribúyelas durante el día; come hasta sentirte satisfecho.
  5. Haz ejercicio. Camina al menos 20 minutos al día.
  6. Limita tu exposición a químicos ambientales y externos (cosméticos, lociones corporales, limpiadores).
  7. No comas después de las 7 p.m. El cuerpo comienza un proceso profundo de desintoxicación en la noche y al ingerir alimentos tarde se retarda el proceso.
  8. Evita fumar.
  9. Duerme al menos ocho horas

Expertos sugieren como mínimo un día de desintoxicación a la semana, tres en cada cambio de estación y siete al año para capitalizar al máximo los beneficios. Desintoxicar el cuerpo genera un cansancio natural, y por eso se recomienda no hacerlo en un período estresante. Ejercicios de meditación y yoga son una gran alternativa para trabajar simultáneamente en una limpieza emocional.

¡Empieza ya! En poco tiempo notarás cómo tu piel, uñas y cabello cambian positivamente; te sentirás con mucha energía y descubrirás un nuevo estado de ánimo que te permitirá enfrentar más fácilmente el día a día.

Recuerda consultar a tu médico antes de empezar cualquier régimen alimenticio y /o de ejercicios.

Abanico Team

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Abanico Team
Ultimos articulos de Abanico Team
Login to post comments
Diseñado por: